Conseguir la calidad en los servicios sociales de la provincia, objetivo prioritario del IASS

Teruel, 15 Septiembre´09.- Según ha manifestado José Luis Pinedo Guillén, director Provincial del IASS, conseguir la calidad en la prestación de servicios sociales es hoy un eje básico de actuación de este organismo.
Para Pinedo se trata de un derecho para el ciudadano y una obligación para la Administración que además se recoge en el capítulo I de la Ley de Servicios Sociales aprobada el 30 de junio pasado.
Pinedo, ha comparado el funcionamiento de los servicios de calidad con el de cualquier departamento de I+D+i de una empresa y ha precisado que el IASS cuenta en Teruel con un millar de trabajadores que se dedican a este y a otros campos sociales.

CALIDADvoluntariado
El máximo responsable del IASS en Teruel ha subrayado que el primer paso para lograr la calidad en la prestación de servicios sociales es la profesionalización de los trabajadores y ha hecho un llamamiento para ir modificando la metodología de trabajo para lograr un sistema de gestión de calidad.
Sobre este tema, Ramón Royo Camañes, gerente de ATADI, ha coincidido en la necesidad de alcanzar una mayor profesionalización de los trabajadores “y dejar de tirar siempre del voluntariado”. Royo, ha elogiado este tipo de cursos porque son la punta de lanza para lograr la deseada calidad de los servios sociales.
Por último, Inmaculada Plaza Garcia, coordinadores del grupo de I+ D+i EduQTech ha explicado los objetivos del curso que ha resumido en dar a conocer los conceptos básicos de calidad y su aplicabilidad en el entorno de los servicios sociales; 
Analizar la legislación vigente en el ámbito de los servicios sociales, concretando en la Comunidad Aragonesa; y presentar diferentes experiencias de aplicación de los conceptos de calidad por parte de distintas organizaciones que trabajan en el
sector.

Ley de Dependencia
El director del IASS  ha indicado que la Ley de Dependencia es sensible a este tema y que lo contempla como un derecho subjetivo. Esta Ley se preocupa especialmente de conseguir la acreditación de centros sociales estableciendo sistemas de gestión de calidad, una exigencia en la que se está trabajando desde el IASS, si bien –ha dicho- se trata de un trabajo complejo y lento.