Los alumnos de la UVT conocen las aplicaciones de la teledetección

DSC_0034[1]Teruel.- Aplicaciones agrarias, oceanográficas, para el seguimiento de la desaparición de los glaciares o de incendios. La teledetección aplicada al medio ambiente tiene múltiples funciones, según ha explicado el director del curso “Teledetección aplicada al medio ambiente”, José Antonio Soriano. El objetivo de este curso, que celebra ya su décima edición, es acercar en 30 horas intensivas, esta disciplina a la veintena de alumnos que hay inscritos mediantes clases teóricas donde se presentan los fundamentos físicos de la teledetección y las clases prácticas, como la realizada esta misma mañana en los jardines del Campus de Teruel, donde los asistentes han podido ver el espectro visible que emite el suelo o el césped, o la heterogeneidad de la temperatura a través de la cámara térmica.

Durante el curso, que finaliza hoy jueves, se han realizado trabajos similares a los que se llevan a cabo para la investigación en esta disciplina, “como el procesamiento digital de imágenes, es decir, tomarán imágenes del satélite en bruto y a partir de allí se generan mapas de temperatura, o de evaporación de agua”, ha afirmado Soriano, quien ha añadido que “también se realizarán prácticas para saber cómo se miden parámetros de teledetección y cómo las superficies naturales responden a la reflexión que proviene del sol, así como prácticas de simulación de efectos atmosféricos”.

José Antonio Soriano ha comentado que a este curso, que es único en España, asisten alumnos de diversas disciplinas así como profesionales que ya trabajan en algún campo de las ciencias ambientales. Además, ha apuntado que “la mitad de los inscritos viene de lugares como Cataluña, Valencia u Oviedo”.

Soriano ha señalado que la teledetección también se aplica a la evaluación de los desastres naturales, si bien no los predice, “si puede hacer un estudio de las consecuencias si existen imágenes anteriores y posteriores al desastre natural”.

APLICACIÓN

José Antonio Soriano, colaborador de la Agencia Espacial Europea  en temas como la desertización, el cambio climático y la prevención de incendios,  ha comentado que esta disciplina se aplica en multitud de casos y ha comentado que en breve, España lanzará dos satélites que permitirán el estudio de la superficie terrestre con diversas finalidades. Así, Soriano ha afirmado que el año que viene se lanzará PAZ, un radar de alta resolución y posteriormente, “el satélite Ingenio que tiene una resolución de 10 metros y se utilizarán para cartografiar la Península Ibérica y hacer inventarios de la superficie agrícola existente o el seguimiento de los desastres naturales”.